Volver a todas las historias

Crear experiencias únicas: ¿qué ofrecen la realidad virtual y la realidad aumentada al marketing?

Que las métricas de atención sean una de las tendencias en publicidad digital no es casualidad. Que las marcas buscan atraer al usuario y despertar su interés no es algo nuevo. Pero sí que es cierto que la tecnología ha multiplicado los impactos a los que nos exponemos en nuestro día a día y lo han convertido en una tarea más complicada. Por eso, cada vez más marcas buscan el apoyo en herramientas como la realidad virtual o la realidad aumentada para alcanzar su objetivo con éxito. 

Cuando se habla de realidad virtual se hace referencia, como definen desde Implika, a un espacio de escenas y objetos de apariencia real creados a través de herramientas informáticas. Son entornos que, usualmente, se ven a través de elementos como gafas y cascos de realidad virtual y que consiguen que el usuario se sienta dentro de ese lugar. 

Por su parte, la realidad aumentada es, según EDS Robotics, un recurso tecnológico que tiene la capacidad de “crear canales interactivos, incorporando elementos virtuales al mundo real”. 

En ambos casos, se trata de herramientas que se pueden aprovechar, por ejemplo, para crear campañas de publicidad inmersiva. O también pueden ser aplicables a las experiencias phygital, que combinan lo mejor de los entornos online y offline para conectar e interactuar con las personas que participan en ella. 

Diferencias, ventajas y desventajas de la realidad virtual y la realidad aumentada

Aunque su propia definición habla de cosas distintas, no está de más repasar qué es lo que diferencia a estas dos tecnologías. Desde INESDI Business School destacan algunas de ellas. Por ejemplo, que la realidad aumentada cambia una escena del mundo real. Sin embargo, la realidad virtual crea un entorno nuevo, digital e inmersivo. Es decir, “la realidad aumentada es 25 % virtual y 75 % real. Por el contrario, la realidad virtual es 75 % virtual y 25 % real. 

Asimismo, desde esta misma entidad apuntan algunas de las ventajas e inconvenientes que tienen tanto una como otra: 

Ventajas e inconvenientes de la realidad aumentada

El uso de la realidad aumentada en acciones de marketing ofrece ventajas para las empresas como, por ejemplo: 

  • Fomenta la innovación.
  • Se puede aplicar a muchos campos y estrategias. 
  • Aumenta la precisión de las acciones. 
  • Puede servir para dar información al usuario e incrementar su conocimiento. 
  • Da la oportunidad a las personas de compartir experiencias a larga distancia. 

Por otro lado, esta tecnología tiene inconvenientes como el coste elevado de desarrollar, implementar y mantener los proyectos que la utilizan. Asimismo, hay todavía muchas limitaciones en el rendimiento de los dispositivos para una reproducción adecuada. 

Ventajas e inconvenientes de la realidad virtual

En el caso de la realidad virtual, desde INESDI señalan algunas ventajas entre las que se encuentran: 

  • Creación de entornos interactivos
  • Permite crear un mundo realista para que el usuario lo explore. 
  • Ofrece una experiencia de aprendizaje inmersivo

E, igual que sucede con la realidad aumentada, la realidad virtual tiene desventajas. Por ejemplo, que estos entornos, por muy realistas que sean, nunca devuelven el mismo resultado que el mundo real. Es decir, aunque algo funcione muy bien en una simulación con realidad virtual, no tiene por qué ser igual en el mundo real. 

Realidad virtual y realidad aumentada, dos herramientas con mucho potencial para el marketing 

Los departamentos de marketing tienen en la realidad virtual y la realidad aumentada dos aliadas para hacer acciones que atraigan la atención de los usuarios. Por ejemplo, desde EAE Business School, en el informe Nuevas tendencias en neuromarketing: conectando emociones con éxito, señalan aplicaciones como el uso de realidad virtual para crear tiendas virtuales. Así, los usuarios pueden avanzar por ellas como si realmente estuvieran en una tienda física y ver los productos en 3D. De esta manera pueden “tomar decisiones de compra más informadas y experimentar los productos antes de comprarlos”. 

Por su parte, la realidad aumentada puede ser de gran ayuda para hacer pruebas virtuales de productos. Por ejemplo, a la hora de comprar un mueble, puede ayudar al usuario a apreciar cómo encajaría en su casa. Y, en consecuencia, “reduce la incertidumbre y aumenta la confianza en su decisión de compra”.

En general, tal y como apuntan desde este informe, estas dos herramientas ayudan a las empresas desde un punto muy vinculado al neuromarketing. Concretamente, les permiten generar emociones positivas y crear memorias duraderas. 

Así, como explican desde EAE Business School, la realidad virtual y la realidad aumentada son cada vez más importantes porque: 

  • Ayudan a conseguir una comprensión profunda del comportamiento del consumidor. Esto se debe a que los datos que se generan con las interacciones de los usuarios ayuda a las empresas a entender mejor las preferencias y comportamientos de los consumidores. 
  • Diferenciación y ventaja competitiva. Estas tecnologías también ayudan a las empresas que las implementan a ofrecer experiencias únicas y diferentes a las de sus competidores.

Mayor participación y compromiso de los usuarios. Las acciones que utilizan realidad virtual o realidad aumentada incrementan la participación y el compromiso de los consumidores con la marca.

 

 

¿Conoces la  newsletter  mensual de  publicidad y marketing digital  de Adevinta? ¡Suscríbete  aquí  y no te pierdas las novedades del sector!

Historias relacionadas

Descubra todas las historias

Capítulo 04×08: Experiencias phygital para seguir enamorando al consumidor

Seguir leyendo acerca de Capítulo 04×08: Experiencias phygital para seguir enamorando al consumidor

Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Seguir leyendo acerca de Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática

Seguir leyendo acerca de Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática