Volver a todas las historias

M-commerce: qué es, por qué utilizarlo y cómo hacerlo

El móvil se ha convertido para muchos en su canal de compra por excelencia. Estamos acostumbrados a hablar sobre la importancia de acompañar al usuario y de adaptar las estrategias a sus necesidades. Y, en esta línea, el m-commerce o mobile commerce busca precisamente esto: brindar al usuario la mejor experiencia de compra posible a través de su smartphone

El término m-commerce pretende agrupar todo lo relacionado con la compra de productos a través de dispositivos móviles. Una prolongación del e-commerce que pretende dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo de las personas. 

Para poner en valor el auge de este concepto y todo lo que conlleva solo hay que echar un vistazo a las cifras. Según la edición del 2021 del estudio Compras online en España elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, un 66 % de los internautas afirma haber utilizado el smartphone para comprar. 

 

Además, el uso del smartphone para comprar es más acentuado entre los más jóvenes: entre los 16 y 44 años la mitad de las compras online se hacen a través de este dispositivo. Esta cifra decrece conforme avanza la edad, aunque, en todos los segmentos, el móvil es el aparato para, al menos, un 35 % de las operaciones. 

Una preferencia por el móvil como dispositivo para comprar que se debe a que lo consideran más cómodo o les gusta más (55 %), a que no disponen del ordenador en el momento de compra (29 %) o a que prefieren las apps a las páginas web (23 %).

 

Estas son las razones para trabajar el m-commerce en tu estrategia de comercio electrónico

 

Adaptar el proceso de compra al entorno mobile supone amoldarse a las necesidades del usuario para que pueda hacer sus compras cómodamente. Un esfuerzo que, no obstante, tiene muchas ventajas para las empresas: 

  • El usuario lleva la tienda con él. Los smartphones acompañan a las personas allá donde van. Por lo tanto, el usuario tiene acceso a cualquier tienda o portal de compra las 24 horas del día y en cualquier parte del mundo.
  • Los jóvenes son más proclives a utilizar el móvil. Tal y como reflejan los datos, el uso del móvil para comprar es una realidad, especialmente, entre el público joven. Por lo tanto, con una buena experiencia mobile se multiplican las posibilidades de conectar con ellos. 
  • Las comodidades para el usuario se multiplican. El m-commerce se adapta prácticamente a todo. Los usuarios pueden elegir cuándo comprar, dónde hacerlo, cómo pagar o dónde recibir su envío. 
  • Segmentación. Conectividad y móvil es igual a data. Trabajar la experiencia del mobile commerce también supone incrementar el poder de segmentación para adaptar aún más la experiencia del usuario. 

 

4 consejos para aprovechar todas las virtudes del m-commerce

Poder beneficiarse de todo lo que el m-commerce tiene para ofrecer depende, por supuesto, de implementarlo correctamente. A la hora de realizar este trabajo hay algunos consejos que es conveniente tener en cuenta: 

  • Cuida la usabilidad. Brindar al usuario una experiencia agradable durante su visita a una tienda siempre ha sido muy relevante para los comercios. Y esto es extrapolable al plano online. En mobile hay que ponerle las cosas lo más fácil posible al usuario: cuidar los tiempos de carga, tener menús claros o una navegación sencilla son algunas de las claves que se deben tener en cuenta en este apartado. 
  • Presta atención a los métodos de pago. La facilidad de pago ofreciendo diferentes opciones y la seguridad en este momento de la compra también ayudan a ganarse la confianza del consumidor y a que termine realizando una compra desde su teléfono.  
  • Cuida y atiende a tu cliente durante el proceso de compra. Una de las ventajas de las tiendas físicas siempre ha sido disponer de personal para resolver las dudas y aconsejar en la toma de decisión. Y, lo ideal, sería trasladar ese acompañamiento a las compras en m-commerce. En este sentido, innovaciones tecnológicas como los chatbots pueden ser muy útiles. 
  • Interactúa con el usuario dentro y fuera de la app. Además de estar con el usuario durante su compra, también es conveniente aprovechar otras opciones para interactuar con él. Por ejemplo, las notificaciones push para mantenerle al día o informarle de cuestiones que puedan ser de su interés: una prenda agotada por la que se había interesado y que vuelve a estar disponible, una nueva oferta, etc. 

Cuidar todos los elementos de la estrategia de m-commerce y acompañarlo de una buena estrategia digital a todos los niveles son la mejor forma no solo de cerrar más ventas y captar nuevos clientes, sino también de conseguir fidelizarlos.

 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!

Historias relacionadas

Descubra todas las historias

Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Seguir leyendo acerca de Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática

Seguir leyendo acerca de Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática

Crear experiencias únicas: ¿qué ofrecen la realidad virtual y la realidad aumentada al marketing?

Seguir leyendo acerca de Crear experiencias únicas: ¿qué ofrecen la realidad virtual y la realidad aumentada al marketing?