Volver a todas las historias

Closed loop marketing: dejar que el usuario hable primero y actuar después

Los usuarios de hoy son distintos a los de ayer, aunque sean las mismos. El vertiginoso ritmo de la sociedad puede llevar a las personas a modificar sus hábitos de consumo, sus intereses y sus prioridades constantemente. Y adaptarse a ello no es una tarea sencilla para los profesionales del marketing. Por eso, el closed loop marketing o marketing de circuito cerrado pretende darle la vuelta a la tortilla. Primero aprovecha la data de los propios usuarios para comprender al cliente y después adapta las acciones a él. 

Tal y como lo definen desde Outbrain, el closed loop marketing (CLM) depende directamente de los datos del cliente. A partir de esa data, con esta metodología se busca comprender al cliente. Y también ver el momento en el que se encuentra para adaptar al máximo cada interacción que se realiza con él. De esta forma, el comportamiento del cliente, las ventas y el marketing interactúan constantemente en bucle. 

¿Qué problemas ayuda a resolver el marketing de circuito cerrado?

Gracias al closed loop marketing se conectan los esfuerzos del equipo de marketing con los que realizan desde el área de ventas. Tal y como explican desde SalesBlink, el marketing de circuito cerrado ofrece un análisis basado en datos. Y esto puede atajar problemas como, por ejemplo: 

  • Problemas a la hora de identificar la técnica más efectiva en cada caso concreto. O dificultades para dar con el canal por el que debería realizarse cada acción. Asimismo, el closed loop marketing ayuda a distinguir los recursos de marketing y los canales que no están dando los resultados esperados. 
  • La falta de cooperación y de comunicación entre los departamentos de marketing y de ventas. 
  • La pérdida de tiempo y de dinero a la hora de hacer acciones de marketing sin un buen conocimiento previo del usuario. 
  • Problemas a la hora de hacer un análisis exhaustivo de las estrategias que ya se están implementando. 
  • El alto coste por lead o el ROI bajo. 
  • Los ciclos de venta demasiado largos provocados por una gran pérdida de leads y por conversiones de las ventas excesivamente lentas. 
  • Trabajar con un enfoque de marketing obsoleto. Este planteamiento conduce a una segmentación pobre, un bajo engagement y una experiencia de usuario insatisfactoria. 

¿Cómo funciona el closed loop marketing?

El proceso del marketing de circuito cerrado comienza con la llegada de un visitante a una web y se completa cuando se convierte en cliente. Desde Hubspot explican cómo es este proceso del closed loop marketing en cuatro pasos: 

  1. El visitante llega al site y las cookies se ponen en marcha. Generalmente, para que la rueda del marketing de circuito cerrado empiece a girar hay un trabajo previo de inbound marketing. Gracias a él, los usuarios llegan al sitio web y las cookies empiezan a trabajar. Una información que ofrecerá los primeros datos para conocer al usuario y empezar a entender sus intereses y sus hábitos. 
  2. El visitante busca activamente el sitio. Una vez que ya ha puesto el site en su radar, el usuario puede volver a él. Y aquí tiene que continuar la recolección y análisis de la data. Este es el punto crucial del closed loop marketing porque hay que asegurarse de que se entiende bien la información que ha dejado el usuario para continuar correctamente todo el proceso. 
  3. Cuando el visitante pasa a ser un lead. Ahora ya conocemos un poco mejor al usuario. Así que el objetivo es generar un lead a través de un formulario de contacto que nos otorgue un contacto más cercano. Y, a su vez, que nos permita convertir al usuario en una oportunidad de venta. 
  4. De lead a cliente. Por último, tenemos que conseguir que la oportunidad de venta llegue a ser un cliente. En este proceso, el closed-loop marketing permite optimizar el proceso. Esto es porque ayuda a detectar las mejores acciones para generar ingresos y las que, por el contrario, producen menos. En este punto la conexión entre los equipos de marketing y de ventas es total. La información conseguida desde el primer departamento sobre cada usuario ayuda al segundo a ser lo más eficiente posible a la hora de cerrar una venta. 

Apostar por el closed loop marketing supone incrementar las conversiones . Y, además obtener un conocimiento holístico de los usuarios que, bien aprovechado, también permite una mejor gestión de los recursos destinados a cada acción. 

 

Newsletter 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!

Historias relacionadas

Descubra todas las historias

Capítulo 04×08: Experiencias phygital para seguir enamorando al consumidor

Seguir leyendo acerca de Capítulo 04×08: Experiencias phygital para seguir enamorando al consumidor

Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Seguir leyendo acerca de Todas las claves para saber cómo va a cambiar el retail media en 2024

Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática

Seguir leyendo acerca de Capítulo 04×07: Los deals como herramienta clave para la publicidad programática